leyenda-laboratorios

VÍDEOS

SIGUE EL PROCESO

Sin eventos


Sinopsis

En un deseo por desaparecer del planeta, la imagen recurrente de la playa como lugar idílico de placer y tranquilidad, nos ofrece un oasis dentro del caos y el ruido mental de nuestro presente. Con el poder de la imaginación, intentamos tele-transportarnos hacia un paraíso lejos de la realidad. ¿Es la playa realmente ese paraíso de escape? ¿vacaciones=desconexión?

Equipo Artístico

Antonio Ruz (Dirección y coreografía)
Melania Olcina
Dimo Kirilov
Lucía Bernardo
Manuel Martín
Georgina Narejos
Indalecio Seura
Pedro Aguilar
Juantxo de la Calle
Alberto Mayoral

Antonio Ruz

unnamed (4)

Antonio Ruz es coreógrafo y bailarín independiente. Actualmente vive y trabaja Madrid, donde dirige su propia compañía de danza. Nació en Córdoba, (España) en 1976, donde estudió flamenco, danza española y ballet. En 1992 se traslada a Madrid donde recibe una beca para la Escuela de Víctor Ullate. Dos años más tarde inicia su carrera profesional en el Ballet Víctor Ullate, llegando a ser primer bailarín y en el que interpreta obras del repertorio clásico y neoclásico.

En 2001 forma parte del Ballet del Gran Teatro de Ginebra y más tarde del Ballet de la Opera de Lyon. En 2006 regresa a España para formar parte de la Compañía Nacional de Danza, bajo la dirección de Nacho Duato. En todas estas compañías, interpreta piezas de coreógrafos como George Balanchine, Víctor Ullate, Micha van Hoecke, Nils Christie, Amanda Miller, Phillipe Découflé, entre otros. En el Ballet de la Opera de Lyon interpeta junto a Sylvie Guillem el rol de “Escamillo” en la Carmen de Mats Ek.

Se inicia en el campo de la creación con ‘1Calvario’ y ‘Cebolla nf ognion n’, ambas presentadas en las Noches de Jóvenes Coreógrafos del Gran Teatro de Ginebra. Desde 2007 hasta la actualidad, colabora como invitado en Sasha Waltz & Guests Berlín, participando como bailarín y coreógrafo en las creaciones y producciones de la compañía Dialoge06 Bologna, Romeo et Julliete (research project), Jagden und Formen (Zustand 2008), Dialoge 09-Neues Museum, Dialoge 09- MAXXI (Roma), y como asistente de coreografía en Sacre y Orfeo. En el seno de SW&G participa en los trabajos de Juan Kruz Diaz de Garaio Esnaola Ars Melancholiae y 4 Elements- 4 Seasons, un “solo concierto” coreografiado con la Akademie fur Alte Musik Berlin. En 2007, inicia una colaboración como coreógrafo y bailarín invitado de Estévez-Paños y Compañía en los espectáculos FlamencoXXII, ópera, café y puro, Sonata, Historias de Viva Voz y La Consagración. Estévez/Paños/Ruz conciben juntos la pieza Danza 220V junto a Artomatico y Sandra Carrasco.

Ademas de coreógrafo y bailarín, Antonio realiza una labor como docente, impartiendo cursos danza clásica y contemporánea así como talleres de creación en diversos Conservatorios y centros de danza.

Recientemente, ha participado como coreógrafo en las obras teatrales ‘Capitalismo’, ‘Hazles reir’ y ‘Los Macbez’, ambas bajó la dirección Andrés Lima y en los vídeos musicales La Deriva y Fuego de la banda Vetusta Morla así como con la Fundación Psico Ballet Maite León – Fritsch Company creando la pieza ‘Ballhaus’.

En 2009, funda la Compañía Antonio Ruz en Madrid llegando a presentar sus trabajos en España, Europa, Africa y America del Sur y cuenta en su trayectoria con las producciones: ‘No Drama’; ‘Recreo.01’; ‘Ignoto’, Premio RCH a la Mejor Interpretación en el Certamen Internacional de Coreografía Burgos-New York 2011; ‘Ojo’, una coproducción del Festival de Otoño en primavera y Sasha Waltz and Guests; y recientemente ‘Vaivén’, espectáculo concebido e interpretado junto a Juan Kruz Díaz de Garaio Esnaola.

Antonio Ruz ha sido galardonado con el primer Premio El Ojo Crítico de RNE en 2013 en la categoría de Danza.

Investigación

Hace diez años, en la habitación de un hotel de Chicago, descubrí un cd que ofrecían a los huéspedes con un método de relajación, ejercicios guiados por una voz en off masculina y acompañados por una música new age bastante hortera y una base de sonidos de olas, agua y brisa marina. Intenté relajarme sin éxito, en cambio esa peculiar atmósfera y la idea de playa quedaron grabadas en mi mente hasta hoy, cuestionándome a lo largo de todos estos años dónde radicaba mi interés por llevar este concepto a la escena y cómo traducirlo a un lenguaje coreográfico.

En antítesis con este estado imaginario de paz total, y con el humor y la música como telón de fondo, me interesa investigar el movimiento de un cuerpo que se muestra agitado y tiembla en posturas derivadas de la excitación; explorar patologías o estados mentales que provoquen intranquilidad y cambiar deliberadamente la asociación usual entre cuerpo y mente para representar, de forma artificial, acciones que expresen incomodidad física.

El juego de tensión-relajación, esa musculatura de la ansiedad signo de nuestro tiempo, se transforma irónicamente en fragilidad y desasosiego, reproduciendo caprichosamente situaciones en las que el cuerpo estaría fuera de control.